¿Cómo hago para que mis hijos coman fruta? 4 tips para que tus hijos coman frutas

¿Todavía renegas cuando querés que tu hij@ coma frutas?

Es un desafío diario hacer que tus hijos coman los alimentos que les ayudarán a crecer sanos y fuertes, verdad? Siempre es más rico el chocolate o la gaseosa, que no le aportan en nada a su crecimiento.

Cuando agotamos todos nuestros recursos pensamos que nunca vamos a lograr una buena alimentación, ¡pero no todo está perdido!

Por eso, queremos ayudarte a que puedas incorporar en la vida de los más pequeños, esos hábitos que sabemos que le hacen bien, que son buenos para su salud y más que nada lo son en esta etapa de crecimiento.

4 tips para que tus hijos coman frutas

1. Ser ejemplo

Los niños imitan todo lo que hacemos, por eso es importante que en tu alimentación diaria estén incluídas las frutas.

«Estuve una hora tratando de convencerlo de que tiene que comer la manzana, pero él se negó todas las veces». En este caso, te recomendamos que no le insistas más y que dejes la manzana que no se quiso comer a la vista, como en un bol sobre la mesa.

Luego de un rato, acércate a la mesa, agarrá esa manzana y comela vos en frente de él, demostrando que está riquísima y que la estás disfrutando.

El niño sentirá el deseo o impulso de querer comerla también porque ve que su mamá/papá lo hacen y está bueno. Quizás no sea a la primera vez que vaya inmediatamente a buscar una manzana, pero seguro después de varias veces que te vea, lo va a hacer.

> Te recomendamos que las frutas siempre estén a la vista para generar familiaridad con el alimento.

2. Que ellos también participen

Sabemos que a los niños les gusta jugar, y si los invitamos a que se diviertan cortando, pelando, pisando los alimentos en la preparación, van a tener una percepción de la fruta más positiva.

El sentirse independientes, que ellos están preparando sus propios alimentos también les da autonomía y orgullo, lo que hace que terminen comiendo eso que hicieron con muchísimas ganas.

Pero nunca olvides el punto 1, ser ejemplo, si ellos no perciben esta sensación de vos, si siempre que preparás la comida estás apurad@ o renegando, ellos también van a dejar de mostrar interés y a hacerlo con desgano.

> La atmósfera que creemos alrededor de la preparación del alimento es indispensable tanto ahora como en su desempeño en el futuro.

3. No lo presiones

Evitá crear un ambiente de tensión y discusión cuando sea la hora de comer frutas, ya que el niño asociará el alimento directamente con una situación negativa.

Todo cambio y toda incorporación de un nuevo hábito lleva tiempo y paciencia, es un trabajo de hormiga. Aplicando las otras recomendaciones que en este artículo te damos, sin presionarlo ni enojarte o crear tensión, eventualmente tu hijo va a incorporar la fruta a su lista de cosas que le gustan.

4. Cambiá los formatos de presentación

Si no quiere la pera pelada, la próxima ofrecele una pera con cáscara, pisada hecha puré, cortada con formas, combinada con otras frutas, etc.

Siempre presentale la fruta de una manera que le guste a la vista, no solo al paladar.

Como te contábamos en el punto 1, los niños ven y su cerebro asocia a un sentimiento. Mientras más divertido sea el momento de comer una pera, mejores sentimientos le va a despertar, y el deseo de querer que ellos sucedan lo llevará a tener un nuevo hábito saludable.

Estos consejos te pueden funcionar para cualquier alimento, no solo para peras y manzanas.

Pero, según nuestra experiencia, deberías trabajar con la incorporación de un alimento por vez, para evitar aturdirlo.

 

¿Te sirvió esta información?

¿Qué te funciona para hacer que tu hij@ coma frutas?

Contanos tu experiencia!

2 comentarios en “¿Cómo hago para que mis hijos coman fruta? 4 tips para que tus hijos coman frutas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *